Claves para acertar en el beauty packaging

Claves para acertar en el beauty packaging

El packaging es la ciencia, el arte y la tecnología de inclusión o protección de productos para la distribución, el almacenaje y la venta, una defición que se convertido en la más usada por el sector. Uno de los objetivos principales es atraer la atención de los consumidores, por lo tanto, éste es la presentación del producto ante el consumidor.

En el mercado Beauty, es uno de los elementos que más fuerza de decisión tiene sobre el consumidor, es una de las principales razones, un ‘amor a primera vista’. Según la consultora Nielsen, para el 40% de los consumidores un envase atractivo es clave para que lo vuelvan a incluir en la cesta de la compra. Escoger el packaging adecuado no es tarea fácil, ya que son varios los pasos a seguir para obtener la decisión adecuada. En este post os explicamos cuáles son los puntos clave para conseguir el flechazo del cliente hacia el producto.

  • Definir el consumidor. Es el punto de partida para toda elección de packaging. Las preferencias de los consumidores son muy diferentes dependiendo de su edad, sexo, status social,etc. Por lo tanto se tiene que tener muy claro a quien va dirigido el producto.
  • Definir la personalidad de marca. ¿Una marca agresiva? ¿Simpática? Así se define como se quiere que sea el packging, cuál es la mejor forma de llegar al consumidor y que éste se sienta atraído por el producto.
  • Saber/conocer dónde compran los consumidores Esto ayudará a definir la estrategia de cómo será el packaging. Dependerá si compran online o en tienda, si se trata de establecimientos pequeños (de barrio) o de grandes cadenas de supermercado.
  • ‘Maquillar’ el packaging. Se deberán tener en cuenta los siguientes aspectos:
  • Estilo. La personalidad que se le quiere dar al packaging
  • Colores. Si se apuesta por colores llamativos, que sean atractivos, colores pasteles, etc.
  • Destacar sobre la competencia. Ser diferentes de otras marcas hará el producto más atractivo.
  • Tipografía. Sans Serif o Serif. Es el punto de partida para empezar a ubicar el producto y el packaging.
  • Añadir información extra: Si se trata de un producto sin parabenos, sin siliconas, no se ha testado en animales, es apto para veganos, etc. Son informaciones adicionales que permitirán al consumidor identificar el producto que están comprando y le dará un valor añadido.
  • Escoger el tipo de packaging: Para un producto del sector beauty hay tres tipos: el exterior, que será el primero que vea el consumidor; el interno y el del producto, que será el envase que contiene el cosmético. Para el packaging de producto, los envases más conocidos y usados en el sector beauty son:
    • Airless
    • Pulverizadores
    • Botellas
    • Tubos
    • Cuentagotas
    • Compactos
  • Idear el diseño: Es el momento de escoger el packging acorde a los puntos que hayamos definido anteriormente. Este diseño, y todos los elementos del packaging, deberán transmitir los valores del producto y de la marca.
  • Seleccionar los materiales y printings. Una vez decidido el diseño, llega el momento de escoger el material más adecuado. Con éste decidido, será el momento de aplicar los diseños al producto. En Rafesa, como especialistas en packaging para el sector beauty, ofrecemos un servicio de decoración para los productos tanto de cosmética como perfumería, que permiten dar el carácter idóneo a cada producto.