El vidrio: un material idóneo para la perfumería

envases perfumería

El vidrio es uno de los materiales más usados en el sector del perfume, puesto que no altera ni contamina las propiedades de los aromas. Perfumistas, fabricantes y distribuidores lo tienen claro: un buen perfume debe estar envasado en vidrio. En Rafesa trabajamos con un amplio catálogo de envases para el sector beauty.

 

¿Cuáles son las 5 ventajas principales de usar vidrio en packaging?

 

Innovación y diseño para un packaging sorprendente

El vidrio es uno de los materiales que propicia la creatividad de los departamentos de I+D y Marketing. Su proceso de fabricación se caracteriza por mezclar las materias primas en hornos de fusión hasta que alcanzan temperaturas próximas a los 1.000ºC, lo que lo convierte en un material extraordinariamente dúctil, ideal para conseguir auténticos productos personalizados. Además, al vidrio se le puede aplicar diferentes técnicas de customización, como serigrafía o hot stamping, que aumentan las posibilidades de tener un packaging único, sorprendente y acorde con los valores de la firma.

Respeto por el medio ambiente: material reciclado y reciclable

Los componentes principales son de origen natural: sosa, arena y cal. Su procedencia convierte al vidrio en el material de packaging para perfumería más sostenible. Además, cumple con la fórmula de las 3 R’s: Reciclable, Retornable y Reutilizable. Todo ello evita el desperdicio de energía en el proceso de fabricación y a la vez se reducen los residuos.

 

Una segunda vida: los múltiples usos del vidrio

Un envase de vidrio tiene más de una vida. Después de agotar el perfume, ¿por qué no usarlo como elemento de decoración o rellenarlo con otra fragancia? De esta manera se da una segunda vida al envase y, también, se fomenta el concepto Zero Waste, que se basa en la reutilización de residuos.

 

Seguridad de la fragancia y del envase

El vidrio es un material no poroso; es permeable al aire, al agua y a otros líquidos, lo que evita que se concentren en su interior e impide así la formación de bacterias. Además de ser un material higiénico, adquiere la condición de seguro para los consumidores, porque al prevenir la formación de gérmenes no contamina la fragancia y puede usarse con total seguridad.

 

La transparencia, clave para la confianza del consumidor

Al ser un material transparente, transmite confianza al consumidor, ya que ve el interior en todo momento. Así, puede controlar el estado y también la cantidad de perfume que queda en el envase.